¿QUÉ ES LA OSTEOPATÍA?

La Osteopatía busca, identifica y normaliza las disfunciones corporales no patológicas a través de técnicas manipulativas. Una vez restablecido el sistema, el cuerpo actúa procesos de autorregulación de manera espontánea y natural.

La Osteopatía es distinta de la Medicina tradicional (alopática) porque su objetivo es la restauración de la salud en un cuerpo no afectado de alguna patología pero que presenta disfunciones, es decir funciones alteradas en la movilidad de una o más partes del cuerpo.

Las manipulaciones se pueden agrupar en 3 grupos que reflejan el enfoque osteopatico a las disfunciones corporales: 

- TÉCNICAS ESTRUCTURALES: restablecen la movilidad de la estructura ósea reposicionando las articulaciones según los propios ejes de movimiento;

- TÉCNICAS VISCERALES: permiten a un órgano o viscera en restricción de movilidad de reequilibrar su fisiología;

- TÉCNICAS CRANEALES: reequilibran y armonizan las funciones del cráneo y del hueso sacro.

La Osteopatía ofrece un campo de aplicaciones que se pueden integran pero no sobreponer a otras figuras profesionales; aunque se use en particular para los tratamientos de las afecciones dolorosas del sistema músculo-esquelético, la osteopatía se revela eficaz en muchos trastornos de carácter postural, visceral y psicosomático.

La Osteopatía se puede usar sola o asociada a otras terapias.